ENTRA, LEE, COMENTA

viernes, 15 de noviembre de 2013

Petroleros hundidos

Estos días estamos a vueltas con la sentencia del Prestige, y no es para menos, que semejante catástrofe se quede en un pago de 22 millones de Euros por parte de la aseguradora y con la absolución de los acusados no es que resulte muy alentador. Pero claro, si me paro a pensar al respecto durante unos segundos, igual el problema no es que sea una sentencia equivocada, igual el problema es que es una sentencia ajustada a derecho. Así que me he puesto a buscar otros hundimientos que hayan ocurrido en las costas españolas, y me he encontrado dos: el hundimiento de Urquiola y el hundimiento del Mar Egeo.

En el caso del Urkiola tenemos un petrolero que al entrar al puerto de A Coruña embarrancó, al no sufrir muchos daños el capitán del barco pidió ser remolcado hasta puerto, sin embargo los organismos competentes decidieron que era mejor alejar el barco 200 millas. Durante esas maniobras el barco sufrió más daños, y en el quinto intento de rescate el barco acabó explotando, provocando la muerte del capitán y el derrame de 108.000 toneladas de petróleo. La sentencia del Tribunal Supremo al respecto fue que la catástrofe costaría al estado más de 7.000 millones de pesetas, lo que viene siendo unos 42 millones de euros.

En el caso del Mar Egeo lo que ocurrió fue que el petrolero estaba esperando en la ría de Ares para descargar su carga en la refinería de Repsol de A Coruña. Cuando recibió la orden de entrar, era de noche y había mal tiempo, lo que provocó que al realizar la maniobra de aproximación el barco acabara encallando. En este enlace tenéis más detalles de cómo fue el proceso. En este caso hubo un juicio, en el que se declaró culpable al practicante del puerto y al capitán del barco de manera solidaria. Debido a esto el gobierno español fue condenado a pagar las indemnizaciones de manera conjunta con el Fidac, (unos 11.500 millones de pesetas entre ambas partes). Por otra parte, la aseguradora de la carga que de primeras pagó los 11,5 millones de dólares correspondientes por la carga perdida denunció al estado español, el cual terminó por ser declarado culpable y terminó abonando él esa cantidad.

Así que visto lo visto, tampoco está tan mal la sentencia del Prestige, al menos esta vez de momento no vamos a tener que pagar la carga que transportaba el petrolero, o tener que devolver el importe de la indemnización a la aseguradora.

He buscado sentencias en otros países por casos similares, pero no he encontrado ninguna, así que no puedo comparar con lo que pasa en otros lugares. Bueno, he encontrado el vertido de BP en el golfo pérsico por el que tuvo que pagar a Estados Unidos 4.500 millones de dólares, pero tampoco me parece un caso comparable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario